miércoles, 25 de septiembre de 2013

ATENTADO CONTRA BOLIVAR

            La división irreconciliable de la Convención de Ocaña entre los partidarios de Bolívar que propugnaban la tesis política del centralismo y los partidarios de Santander, opuestos con la bandera del federalismo, dio origen a una asamblea popular realizada en Bogotá que proclamó la dictadura de Bolívar a fin de resolver la crisis.
            Al romperse el hilo constitucional y asumir Bolívar la dictadura, sus adversarios  desesperados no vieron de inmediato otra salida que prescindir violentamente del Jefe Supremo y en reuniones clandestinas planearon  quitarle la vida. Todo esto debía suceder mientras Santander se hallara en Washington a donde tenía que viajar en calidad de Embajador; pero aconteció que el 25 de septiembre de 1828, uno de los comprometidos en el atentado fue reducido a prisión y los cómplices temiendo que se descubriera el proyecto, resolvieron ejecutarlo esa misma noche.                              
            Los santanderistas encabezados por Pedro Carujo y Vargas Tejadas, al filo de la media noche, se dirigieron al Palacio de Bogotá donde descansaba el Libertador, dieron muerte a los centinelas, derribaron las puertas y a los gritos de ¡Muera el tirano! ¡Viva la libertad! ¡Viva Santander!, penetraron en el Palacio.           


            Forzaron la puerta de la alcoba, pero no hallaron a Bolívar sino a una mujer en guardia, relumbrando en su mano derecha una espada desnuda.  Era Manuelita Sáenz, la amante inseparable. La intimidaron, pero su astucia pudo más y ellos no pudieron cumplir su propósito siniestro. Bolívar había saltado por la ventana y escapado entre las sombras de la noche hasta el recodo de un puente cercano.  Al cabo de tres horas fue rescatado por tropas del gobierno y conducido  a la Plaza Mayor, donde una multitud que lo aguardaba lo victoreó cuando exclamó con voz conmovedora: ¡Queréis matarme de gozo, ya que no he muerto de dolor!  Santander fue desterrado y varios de los más comprometidos en el atentado pasados por las armas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada