sábado, 17 de septiembre de 2016

LA CONSTITUCIÓN ESTADOUNIDENSE




            El 17 de septiembre de 1787 quedó definitivamente sancionada la Constitución de Estados Unidos de América, vigente hasta nuestros días y ejemplo de la estabilidad emocional y racional de un país hoy orgulloso de su grandeza.
            Para entonces, los Estados que hoy forman la nación del Norte, estaban prácticamente divididos y algunos de ellos vivían en continuas disputas por cuestiones territoriales, como Meryland y Virginia, por el control de la navegación en el río Potomac.
            A propósito y a manera de reconvención, Jorge Washington escribió en cierta ocasión que a los Estados del Norte no los unía más que “una cuerda de arena”.  Egoísmos terribles que impedían como era lo ideal, la existencia de los Estados Federales mediante un cuerpo único de Constitución.
            Luchó siguiendo ese propósito de unidad patriótica y junto con Alexander Hamilton, Washington logró convencer a todos y a todos reunió en el Capitolio de Filadelfia en lo que se llamó Convención Federal que luego de seis semanas de deliberaciones, logró aprobar y firmar una Constitución que preveía la organización del gobierno más complejo ideado por el hombre hasta entonces: un Gobierno Supremo, pero dentro de una esfera definida y limitada.
            Estados Unidos se enorgullece hoy de su Constitución  de más de dos siglos, perfectible a través de enmiendas hasta el punto que en ese afán de perfeccionamiento ha sufrido desde entonces a esa parte numerosas enmiendas, sin alterar su espíritu y principios fundamentales declarados en el Acta de la Independencia que sostienen “como verdades evidentes, que todos los hombres nacen iguales; que a todos confiere su creador ciertos derechos inalienables entre los cuales se cuentan la vida, la libertad y la consecución de la felicidad”.


            De acuerdo con la Constitución, la nación es una república federal, democrática y representativa.  Sus tres poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial son totalmente independientes.  El supremo poder nacional reside en el Congreso, compuesto de una Cámara de Senadores electos para un período de  seis años y otra de Representantes, electos para un ejercicio de cuatro años. Le elección es indirecta y el Poder Ejecutivo lo constituye el Presidente de la República, elegido para un período de cuatro años, limitado a doble mandato. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada