jueves, 8 de agosto de 2013

CRUZ ROJA INTERNACIONAL




8 de agosto de 1864.- La Convención de Ginebra en la que participaron diecisiete países, fue la culminación de la idea y del esfuerzo emprendidos por el filántropo Henri Dunant para que se crease un organismo o institución de carácter mundial destinado a aliviar los sufrimientos humanos como consecuencia de las guerras o cualesquiera otras calamidades.
               La idea se prendió del filántropo suizo a raíz de la guerra de Lombardía en la que 40 mil combatientes quedaron sobre el campo implorando auxilio para sus heridas, imposible de serle suministrado por lo difícil del transporte y la falta de equipos y medicinas indispensables.
Sobre aquel cuadro terriblemente conmovedor, Dunant escribió y publicó el libro  “Un recuerdo de Solferino” en cuyas páginas volcó toda la emoción de su espíritu al relatar los cuadros de horror de los millares de heridos y enfermos abandonados después del combate. Allí sugería la celebración de una conferencia internacional dirigida a resolver el importante problema del cuidado de las víctimas de la guerra. Este libro fue acogido y aplaudido por toda la prensa europea y especialmente por la Sociedad de Servicio Público de Ginebra, la cual decidió tomar el Proyecto de Dunant bajo su tutela.
Así fue como nació la Cruz Roja Internacional, la cual funciona actualmente a través de dos organismos centrales: el Comité de la Cruz Roja Internacional con sede en Ginebra y la Liga de las Sociedades de la Cruz Roja con oficinas en Paris. Ambas coordinan sus labores mediante el intercambio de delegados, correspondiendo a aquella la iniciativa en tiempo de guerra y a la segunda en tiempo de paz.


 La Cruz Roja es respetada por todos los países civilizados y en caso de guerra todo beligerante reconoce como neutral cualquier sitio marcado con el benemérito emblema. Está prohibido usar la marca para  cubrir objetivos militares. La Cruz Roja tuvo su prueba de fuego en la guerra Franco – Prusiana, en 1.870, llegando a atender a más de 500 mil heridos y enfermos, salvando la vida a millares de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada