miércoles, 5 de febrero de 2014

DÍA DE LA CONSTITUCIÓN MEXICANA

.
            La República de los Estados Unidos de México señala en su calendario oficial el día de hoy como feriado, en memoria de la Constitución que acabó desde el 5 de febrero de 1857 con los privilegiados del clero y del ejército.
            Fue a raíz de la caída del general Santa Anna contra el cual se sublevó el coronel Villarreal y proclamó el Plan de Ayitla que Banito Juárez, Ministro de Justicia, animó con su sapiencia y espíritu de gran patriota. Esta Constitución, más democrática que  la de 1824, suscitó la llamada Guerra de los tres años que terminó con la  victoria liberal de Calpulalpan.
            Pero es la Constitución de 1917, publicada también  un día como hoy, la que tiene para los mexicanos un significado más progresista debido a su carácter democrático y anti-imperialista.
            Según esta Constitución, los Estados Unidos Mexicanos integran una nación que se rige por un gobierno republicano, democrático y federal mediante los tres poderes clásicos del Estado: el Legislativo que comprende la Cámara de Diputados y del Senado. El Ejecutivo que lo ejerce el Presidente de la República, elegido para un período de seis años, asistido por  13 Secretarías de Despacho y dos Jefes de Departamentos. Y el Poder Judicial formado por la Suprema Corte de Justicia, con los Tribunales de Circuitos, Juzgados de Distritos y el Ministerio Público Federal. La Constitución de 1917 tiene un gran significado histórico para México, sobre todo porque a diferencia de las Constituciones de 1824 y 1857, se declaran por primera vez en la historia de esa nación, las libertades democráticas y esenciales reformas económicas.
            Antes y después de entrar en vigor la Constitución de 1917, el Gobierno mexicano dictó decretos que atribuía efectos retroactivos al Artículo 27 de esa Ley que permitió la nacionalización y control más efectivo y directo sobre la explotación e industria petrolera. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada