domingo, 2 de febrero de 2014

EL REFORMADOR DE LA MÚSICA CLÁSICA

2 de febrero de 1594, a la edad de 68 años, murió en Italia Juan Pierluigi de Palestrina, reformador de la música clásica..
En la ciudad de Palestrina, cercana a Roma, célebre por sus famosas ruinas y el gran templo de la Fortuna, nació casi a comienzos del siglo XVI Juan Pierluigi, destinado por la vocación, la constancia sin par y el trabajo ardoroso, a convertirse en el Príncipe de la música religiosa.
Palestrina, llamado así no porque sus ascendientes le hayan dejado ese apelativo, sino porque así quisieron identificarlo mejor quienes consideraban que un gran músico y compositor como Pierluigi era digno de llevar al lado de su nombre el de una ciudad antigua y célebre como Palestrina. Y Palestrina se quedó hasta sus últimos días y posteriormente cuando es justo y menester rememorar que fue el máximo representante de la música religiosa y católica que la ennobleció con un espíritu y una modalidad completamente originales.
Palestrina, siendo muy joven, gozó del favor del Papá Julio III, quien lo nombró maestro de la Capilla Julia en la Basílica de San Pedro. Más tarde Palestrina habría de agradecer al Papa este honor dedicándole su “Primer Libro de Misas”. Luego pasó a la Capilla Sixtina donde permaneció encargado del Coro hasta la muerte de Marcelo II, sucesor de su protector, pero el Papa Pablo IV, al ascender al trono pontificio, lo destituyó, pasando diez años ausente del Vaticano.
El Papá Pablo IV emprendió una reforma fundamental de la música religiosa, estancada en los antiguos cánticos del ritual, designando ocho cardenales para cumplir la formidable tarea. Palestrina tomó parte en este movimiento con tres misas, entre las que se encuentra su obra maestra, la Misa del Papa Marcelo II, adoptada después como modelo para las misas cantadas. Palestrina escribió 950 composiciones.
Se recuerda hoy también el fallecimiento  del filósofo Bertrán Russell, quien durante su vida fue una figura muy discutida, pero innegablemente una de las grandes cabezas de este siglo. Murió a la edad de 97 años. Matemático, filósofo,  escritor, Russell nunca cesó en su lucha para salvar a la humanidad del holocausto que opinó significaría una guerra nuclear. Escribió más de 40 obras y ganó el Premio Nobel de Literatura. (amerfer@cantv.net)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada