viernes, 29 de noviembre de 2013

DIA DEL ESCRITOR

            El 29 de noviembre de 1781 nació en Caracas el más grande humanista de América, don Andrés Bello. Esta prominente figura de las letras y la cultura americana, vino al mundo veinte meses antes que Simón Bolívar y con tan escasa diferencia de edad llegó a ser su maestro.
Lo cierto es que la segunda mitad del siglo dieciocho fue realmente  afortunada para Venezuela, no solamente por el nacimiento de estos dos grandes hombres -Bello y Bolívar- sino también por el nacimiento de Francisco de Miranda, Precursor de la Independencia.
            Durante su infancia y pubertad, Bello fue un estudiante que aprovechó ventajosamente los conocimientos del Fraile Cristóbal de Quesada y que  supo llegar hasta las fuentes de la sabiduría vedadas en aquel entonces al común de la sociedad venezolana.
A los veinticinco años es posible que Bello no haya intuido la necesidad de una revolución para desterrar a los españoles, pues era evidente que vivía plácidamente alternando en los salones mantuanos de la  sociedad caraqueña. Fue en 1808, cuando España comenzó a sufrir la invasión napoleónica que Bello, contagiado con el entusiasmo de muchos compatriotas, comenzó a intuir y a creer en la necesidad de la emancipación; sin embargo, alguna vez lo calumniaron de traidor.


            Bello, realmente, no peleó en los campos de batalla ni realizó invasiones como sus coetáneos del siglo XIX, Bolívar y Miranda, pero supo  defender con su pluma la causa de la independencia americana. El peregrinaje de Bello por Londres y América comenzó cuando viajó en una misión diplomática para solicitar ayuda de Inglaterra a la causa de la Liberación. Con la ayuda de un clérigo publicó “El Español”, periódico mensual que difundía las ideas de los refugiados. Después de varios años en Europa como agente cultural de la América Hispana, se trasladó a Chile, donde el gobierno le ofreció un importante cargo oficial. El resto de su vida lo entregó por entero a aquel país meridional, renovando los fundamentos de su cultura con espíritu creador y desarrollando una obra ejemplar y dinámica que lo encumbra y lo sitúa como humanista relevante. Bello es tanto de Venezuela como de Chile, pero más de la América Hispana por la que pensó con frenesí creador a la hora de escribir sus obras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada