martes, 26 de noviembre de 2013

EL INVENTOR DE ACUMULADOR

William george armstrong.jpg
            El 26 de noviembre de 1810, nació en Inglaterra, William Goerge Amstrong, inventor del acumulador eléctrico y del cañón que lleva su nombre.
Pero el cañón no resultó para el hombre tan importante y verdaderamente útil como el acumulador eléctrico de múltiples aplicaciones y el cual se emplea en automóviles y buques; para suministrar luz eléctrica a los trenes, energía eléctrica a sistemas telegráficos y teléfonos, radio y toda clase de artefactos eléctricos.
La función del acumulador eléctrico inventado por Amstrong, consiste fundamentalmente en recibir energía eléctrica, retenerla mediante procedimiento químico y devolverla para ser utilizada en el momento en que se necesite. En torno a estas tres actividades orgánicas del acumulador existe lo que se llama el ciclo de trabajo o repetición, o dicho de otra manera, la capacidad que debe poseer el acumulador de repetir sucesivamente la carga, la retención y la descarga.
El acumulador consiste comúnmente en un recipiente de caucho endurecido con unos dispositivos en su interior llamados células eléctricas. Cada célula se compone de dos placas de rejilla metálica denominadas electrodos, uno de los cuales es positivo y el otro negativo. Toda la rejilla de la placa positiva está recubierta de una capa porosa de peróxido de plomo. A su vez la rejilla de la placa negativa está recubierta de una placa esponjosa de plomo puro. Las placas están separadas por una plancha intermedia, de madera o de caucho, llamada separador. El interior del acumulador es llenado con una solución de ácido sulfúrico diluido en agua, que recibe el nombre de electrolito. Las placas quedan sumergidas en esa solución, la que satura las capas porosas formadas por las sustancias metálicas de que están recubiertas las placas.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada