jueves, 23 de enero de 2014

23 de Enero de 1958


            culminó un movimiento cívico militar en nuestro país que dio al traste con la dictadura del General Marcos Pérez Jiménez y constituyó una Junta de Gobierno, con el triple propósito de salvar la unidad y sentido institucional del elemento militar, de satisfacer el clamor unánime de la población representada en todos sus sectores y de conducir a la República hacia una organización jurídica y política acorde con las prácticas   universales de la democracia y del derecho.
            Marcos Pérez Jiménez se impuso en el Poder durante diez años, se burló de los partidos políticos, irrespetó la constitución del 46 y pisoteó los más elementales derechos del hombre.
            El movimiento cívico militar que lo depuso, designó una Junta de Gobierno, presidida por el Contralmirante Wolfgan Larrazabal Ugueto. Esta junta cumplió su objetivo con verdadero ardor venezolanista y los venezolanos pudieron disponer de una nueva Constitución que alumbró para los venezolanos un sendero distinto sobre el cual se jalonan gobiernos democráticos elegidos por la voluntad mayoritaria del pueblo a través del voto universal y secreto.
            Factor decisivo de la Revolución de Enero de 1959 fue la unidad irreductible de los sectores de la vida activa nacional y de la ciudadanía en general. Gracias a esa unidad fue posible afincar el sistema democrático.  Cabe afirmar que esa unidad se resquebrajó durante los últimos años a causa de las diferencias banderizas que pugnan a cada instante y de manera irracional por la conquista del Poder. Pero hoy parece surgir una reflexión enérgica para recuperar lo que tanta sangre y sacrificios costó a sin número de venezolanos.  Está viva la esperanza o creemos que los sectores políticos al final tomarán conciencia plena de sus responsabilidades patrióticas y minimizarán sus ambiciones individuales en aras de lo que más conviene al ejercicio integral del derecho y a la salvación y progreso de nuestros ingentes valores morales y materiales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada