jueves, 9 de enero de 2014

GIOVANNI PAPINI

        Quien haya leído “Hombre Acabado” sabrá más hasta el fondo de lo que hoy podemos trasmitirle de la vida de este extraordinario escritor llamado Giovanni Papini. El, un autodidacta nacido el 9 de enero de 1881, en Florencia, la ciudad más encantadora de Italia, se autorretrata, en un rasgo de sinceridad autocrítica así:
“Yo nunca he sido niño. No he tenido infancia. Cálidas y blondas jornadas de embriaguez pueril; largas serenidades de la inocencia; sorpresas de los descubrimientos cotidianos del universo: ¿Qué son para mí? No los conozco o no los recuerdo. Después los he sabido por los libros, los adivino, ahora, en los muchachos que veo; los he sentido y probado por primera vez en mí, pasados los veinte años, en algún instante feliz de armisticio o de abandono. Infancia es amor, alegría, despreocupación, y yo me veo en el pasado siempre, separado, meditabundo. Desde pequeño me he sentido tremendamente solo y diferente no sé el por qué ¿Quizás porque los míos eran pobres, o porque yo no había nacido como los otros?”.... Me salvó de esta soledad sin luz la manía de saber. Desde cuando hube conquistado renglón por renglón el misterio del silabario, macizas letras negras, minúsculas pero gruesas; honestos grabados de madera; lejanas y friolentas veladas de invierno, bajo la luz de petróleo, junto a mi madre joven y sola que cosía, inclinados sus negros cabellos bajo los reflejos no tuve placer más grande, ni consuelo más seguro que el de leer.  ¿Qué era lo que quería aprender? ¿Qué quería hacer? No lo sabía. Ni programas ni guías: ninguna idea concreta de acá o de allá, este u oeste, en profundidad o en altura. Solamente saber, saber, saber todo”.
            Giovanni Papini fundó en Florencia la revista “Leonardo”, que tuvo influencia en el movimiento estético italiano y cierta resonancia europea. Después de haber defendido en su obra “Crepúsculo de los filósofos” un individualismo nacionalista y de mostrarse iconoclasta, se convirtió al catolicismo y publicó la “Vida de Cristo”,  “La Piedra Infernal”, “Dante vivo”,  “San Agustín”  y “Gog”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada