domingo, 22 de junio de 2014

CONGRESO DE PANAMÁ

22 de junio de 1826.-El Libertador Simón Bolívar soñó en sus tiempos turbulentos con la unión panamericana. Quería que se erigiera un monumento a la hermandad de las Américas independientes sometidas a una ley común. Una Confederación Hispano-Americana para resolver por la vía pacífica y también para que las mismas se abrigaran bajo un convenio de cualquier ataque extranjero.
Esto pensó el Libertador y desde la capital del Perú suscribió una circular dirigida a todos los gobiernos que se habían adherido a la idea de este  Congreso, fijando la ciudad de Panamá como la sede de la primera reunión. El Congreso se instaló el 22 de junio de 1826 y deliberó hasta el 5 de julio,  con la asistencia de Colombia, Perú, México y Centro-América, representada cada una por dos delegados, entre los que figuraban Pedro Gual y Pedro Briceño Méndez por Colombia. Las demás naciones no respondieron a esta necesidad americana planteada por Bolívar, en cambio Gran Bretaña y Holanda enviaron agentes observadores, pues temían que las nuevas naciones cayeran bajo la hegemonía de los Estados Unidos, país que no envió delegados ni estuvo de acuerdo.
En este Congreso de Panamá convocado por Bolívar se concertó un pacto de confederación de las naciones americanas, que debía ser ratificado en Tacubaya, población cercana de México, pero esto nunca cristalizó, no obstante sirvió para alentar entonces el naciente ideario panamericano que cien años después, en 1948, se plasmó aunque con muchos defectos en la Carta de la Organización de los Estados Americanos.


   En ese Congreso del istmo se acordó un tratado perpetuo de unión y confederación, la creación de un Ejército interamericano para la defensa común y la renovación bianual del Congreso, al que se podrían sumar otros países.  Los acuerdos sólo fueron ratificados por la Gran Colombia y no tuvieron consecuencias efectivas. Bolívar fue el primer precursor del panamericanismo y junto a él proclamaron   la idea hombres ilustres como San Martín, Miranda, Monteagudo y otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada