martes, 17 de junio de 2014

RUFINO BLANCO FOMBONA

Rufino Blanco Fombona, de Kaulak.jpg

El 17 de junio de 1874 nació en la ciudad de Caracas el ilustre venezolano Rufino Blanco Bombona, quien estuvo preso en Ciudad Bolívar tras ser Gobernador de Amazonas.  Falleció en Buenos Aires el 16 de octubre de 1944, a la edad de 70 años.
Se distinguió este venezolano como  escritor, historiador, polígrafo y poeta de relevantes dotes. Combatió la dictadura de Juan Vicente Gómez y para no sufrirla prefirió radicarse en Europa.  En Madrid fundó una Editorial que le sirvió, a la vez que de apoyo económico, de medio para difundir sus ideas de escritor y para cumplir al mismo tiempo una labor de difusión y cultura de gran valor.
Más de cuarenta obras literarias escribió Rufino Blanco Fombona y de ellas sobresalen: Trovadores y trovas (su primer libro), El Conquistador Español del siglo XVI,  La evolución política y social de Hispanoamérica,  El Hombre de Oro,  El Hombre de Hierro,  El modernismo y los poetas modernistas, Cuentos Americanos y Pequeña Opera Lírica, prologada por Rubén Darío
Estudió Derecho y Filosofía, pero al poco tiempo abandonó la carrera e ingresó  a la Academia Militar.  Participó en la Revolución Legalista.  Fue Cónsul de Venezuela en Filadelfia, Agregado de la Legación venezolana en Holanda, Cónsul de Santo Domingo en Boston, y Cónsul de Venezuela en Ámsterdam, Cónsul de Paraguay en Toulouse y otras ciudades de Francia.
Cipriano Castro lo nombró Gobernador del Territorio Amazonas, cuya capital entonces era Río Negro (1905), donde se opuso al monopolio del caucho que lo indujo a un lance personal y a consecuencia de ello su detención en la Cárcel Vieja de Ciudad Bolívar, donde escribió  “El Hombre de Hierro”,  una novela de “chatura burguesa”  y  en la que se refleja un tanto la humanidad del autor y el “reflejo mágico” de la Caracas de su tiempo. 
Al salir en libertad volvió a Europa y durante su permanencia de años en la ciudad de Madrid llegó a intervenir en política y fue designado gobernador civil de  las provincias de Almería y Navarra. Después de la caída del dictador Juan Vicente Gómez, regresó a Venezuela, ingresó a la Academia de la Historia  y colaboró con el gobierno del General Eleazar López Contreras desde la magistratura regional del Estado Miranda  Se hallaba de viaje en la Argentina cuando falleció.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada