sábado, 28 de junio de 2014

LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

La Primera Guerra Mundial o Guerra Europea estallada al final del tercer lustro del siglo veinte, fue provocada por el asesinato perpetrado en Saravejo contra el archiduque Fernando de Austria y su esposa, el 28 de junio de 1914. Esa guerra terminó cinco años después un mismo 28 de junio, con la firma del Tratado de Versalles.
Puede afirmarse que la tragedia de Saravejo fue el punto culminante de las causas de fondo que dieron origen a la contienda mundial. El desarrollo económico de Alemania que amenazaba la economía inglesa por la competencia comercial, industrial y marítima, la fria carrera armamentista, la recuperación de territorios perdidos o por necesidad expansionista, fueron causas que contribuyen a desembocar en la primera guerra mundial que rompió la paz europea por casi cuarenta años.
El atentado de Saravejo, cometido por un estudiante, fue atribuido por Austria a Servia, a través de un ultimátum tan duro que éste se negó a aceptar. Austria declaró entonces la guerra; pero luego Rusia movilizó sus tropas, lo que obligó a Alemania hacer igual cosa y declarar la guerra a la potencia esclava. Dos días después Alemania declaró la guerra a Francia y la contienda se generalizó interviniendo Inglaterra e Italia y otros países, incluyendo los Estados Unidos.  Fue una larga guerra de trincheras en la que se movilizaron 65 millones de hombres de los cuales murieron ocho y medio millones y fueron heridos 21 millones. La Primera Guerra Mundial ambientó la revolución comunista en Rusia y dio origen a la existencia de otras naciones en el viejo continente.


La normalidad se restableció con el “Consejo de los Diez” que preparó el Tratado de Paz de Versalles, firmado el 28 de junio de 1919 con la participación de los estados que hicieron efectiva la guerra contra los germanos. Alemania fue declarada culpable de la catástrofe de la guerra a un costó de 335 millones de dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada