miércoles, 14 de mayo de 2014

EL PRECIO DE ALASKA

Ubicación de Alaska
            Jamás el navegante  Vitus Bering pensó que la península de Alaska  llegaría a tener un precio distinto al que él le asignó cuando  la exploró y descubrió a mediados del siglo dieciocho  Pero lo tenía y fue convenido en 7 millones 200 mil dólares que pagó el gobierno de Estados Unidos al de  Rusia, el 16 de mayo de 1867.
La negociación muy inteligentemente la llevó a feliz término el señor William H. Seward, para entonces Secretario de Estado.  Sin embargo, muchos norteamericanos de la época lo calificaron de loco pues no imaginaban la importancia que para los EEUU tendría como tiene hoy ese inmenso territorio donde la temperatura llega hasta por debajo de los 60 grados centígrados.
Alaska es una península prolongada en una cadena de islotes que forma el archipiélago de las Aleutianas.  Tiene una extensión de 1.530.200 kilómetros cuadrados y una gran parte de su superficie está dentro del círculo polar ártico.
En el territorio, bastante volcánico, abundan grietas y fumarolas por donde se filtran  gases sulfurosos, asimismo los Géiseres o surtidores termales.  Su riqueza fluvial es grande y su corriente mayor es el río Yukón que nace en Canadá y desemboca en el mar de Bering.  La región norte de Alaska está  cubierta de hielo y su clima es tan riguroso que sólo es soportable en esa parte por ciertos animales salvajes y escasas tribus esquimales.  Su población no llega al millón de habitantes, la cuarta parte aborigen.


Alaska es el estado 49 y el más grande de Estados Unidos. Muy rica en pesca, oro y madera.  La pesca del salmón representa dos tercios de la exportación mundial.  Igualmente exporta pieles de zorro, de foca en sus diversas variedades y la de visón, castor, nutria, marta, lince, armiño y otros.  Su economía entró en una nueva fase a partir de 1977, cuando comenzó la extracción petrolera  en la bahía de Prudhoe, en la costa ártica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada