lunes, 5 de mayo de 2014

NAPOLEON

File:Napoleon in His Study.jpg

            El 5 de mayo de 1821, falleció en la isla de Elba, Napoleón , continuador de la Revolución Francesa, aún con el error de coronarse Emperador.  Con ese título conquistó la mayor parte de Europa y se encumbró como uno de los más grandes militares de todos los tiempos, lo que no fue suficiente para perder la Batalla de Waterloo el 18 de junio de 1815, que señaló el camino de su caída.
            En Angostura, donde vinieron a parar muchos corsos (Napoleón era de Córcega), la noticia se supo en octubre de 1821 a través del Time de Londres.  El Correo del Orinoco reprodujo la nota sobre la muerte de Bonaparte y dice que este suceso tuvo lugar 10 minutos antes de las seis de la tarde del 5 de mayo.
            Informa que la penosa enfermedad del ex Emperador duró seis semanas y que los efectos del mal lo redujeron a un esqueleto viviente, perdidos los rasgos de sus facciones anteriores.         Habiéndosele examinado después de su muerte, los médicos encontraron su estómago en un estado de extrema ulceración.
            Así terminó, en destierro y en prisión, “la vida más extraordinaria que se ha conocido en la historia política. Las vicisitudes de una vida semejante presentan las mejores lecciones que la historia puede suministrar”


            Luego de hablar de la crisis política que  favoreció la llegada al poder de Napoleón hasta hacerse soberano o Emperador, el Correo del Orinoco  pregunta y reflexiona: “¿cómo podía ese pupilo de la escuela militar ejercer las funciones de la soberanía?  Un oficial no tiene idea de poder dividido: su patriotismo es el amor de la tropa y de su profesión.  El obedece órdenes y las da, pero en ambos casos son órdenes absolutas.  Háblele de deliberación, de debate, de libertad de obrar, de hablar aun siquiera de opinión, y encontraría que todo cuerpo accesible a estos privilegios debe caer en confusión y ser destruido inmediatamente.  De cualquier pretexto  que Bonaparte se haya valido, aun cuando haya apoyado al partido jacobíno, el sólo ha querido alcanzar el poder supremo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada