miércoles, 4 de diciembre de 2013

Sitio de Cartagena



Ataque Cartagena de Indias.jpg

            El 4 de diciembre de 1815 y después de haber resistido durante ciento quince días a las fuerzas del general Pablo Morillo que la sitiaban en forma aterradora e implacable, Cartagena empieza a ser abandonada por la heroica guarnición al mando de Bermúdez, secundado por Sucre y Soublette, Mariano Montilla, Florencio Palacios, Pedro León Torres, José Sata y Bussy Plaza, Salóm y Piar entre otros.

            Cien soldados morían diariamente en la plaza en batallas continuas, terribles, encarnizadas, de un pueblo que luchaba por su libertad.  Y llegó el día en que no había más sangre que dar.  La ciudad estaba putrefacta, hedía a carnes descompuestas, centenares de cadáveres acuchillados yacían en las calles, el cansancio, el hambre y el insomnio retrataban con huellas casi irreversibles en el rostro de los cartageneros que llegaron al extremo de comer perros, gatos, burros, caballos, ratas, y cueros de res para poder sobrevivir a aquel sitio impuesto por la escuadra de Morillo.
            El sitio comenzó a finales del mes de agosto y la consigna era:  “Evacuar la plaza o quemarla antes que rendirla”.  El 4 de diciembre Bermúdez decidió la evacuación y cerca de dos mil personas entre jefes, oficiales, soldados, civiles y familias escapan en bergantines, goletas y balandros en tanto que disparan contra ellos cuarenta cañoneras y las baterías del litoral emplazadas por Morillo.  Durante el éxodo cayeron muchos inocentes y fueron pasados por las armas.  La evacuación y rendición de la plaza duró hasta el día siguiente y el seis entraron Morillo y sus tropas a recoger los desechos de su victoria.  Luego informará a sus superiores en España “La ciudad presentaba el espectáculo más horroroso a nuestra vista.  Las calles estaban llenas de cadáveres que infectaban el aire y la mayor parte de los habitantes se encontraban moribundos por resultas del hambre”.  El pueblo de Haití, la primera nación latinoamericana que se independiza de sus colonizadores (1804) da asilo a los soldados patriotas evacuados de Cartagena y los alienta para continuar la empresa libertadora.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada