martes, 10 de diciembre de 2013

LOS DERECHOS HUMANOS

            El 10 de diciembre de 1948, la asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el texto de la Declaración Universal de los derechos humanos.
El propósito de esta declaración, tal como se expresa en su preámbulo, es el de servir como norma común de aplicación para todos los pueblos y naciones.
En el cuerpo de la declaración se expone que “todos los seres humanos nacen libres y son iguales en dignidad y derechos. Cada ser humano tiene derecho a la vida, la libertad y la seguridad personal. Se prohíben la esclavitud, el castigo corporal y el trato degradante. Todas las personas deben gozar por igual de protección de la ley y de la inviolabilidad  y seguridad del hogar, de la familia de la correspondencia. El acusado de haber cometido un delito, será considerado inocente hasta que haya sido declarado culpable por los tribunales competentes. Se reconocen los derechos de libertad de pensamiento, de conciencia, de palabras, de religión y de reunión pacífica. Las personas adultas tienen el derecho de casarse mediante libertad de elección, y el de fundar una familia. Se reafirma el derecho de propiedad y el de impartir y de recibir instrucción. Se propugna el establecimiento de garantías para la libre elección del trabajo, implantar condiciones favorables de trabajo, salario justo y protección contra el desempleo. Los trabajadores tendrán libertad para crear gremios y sindicatos y afiliarse a ellos .Todo ser humano tiene derecho a una norma de vida adecuada para la salud y el bienestar de él y su familia. Toda persona tiene derecho a pertenecer a una nacionalidad determinada, a cambiar esa nacionalidad y a participar en el gobierno de su país”.
Finalmente expresa que la autoridad y legitimidad del gobierno residen en la voluntad y consentimiento de los gobernados y que los derechos  y libertad que se definen en la declaración no deberán ser denegados a nadie bajo pretexto de raza, color, sexo, nacimiento o condición. Es en síntesis, el contenido de la Declaración universal de los derechos humanos que en el pleno siglo veinte recoge y amplia el espíritu de justicia y equidad social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario