sábado, 21 de diciembre de 2013

NATALICIO DE TERESA CARREÑO

Teresa Carreño, 1916.jpg
                       Teresa Carreño, considerada por Israel Peña como “la primera pianista de todos los tiempos, correspondiendo a Venezuela la gloria de haber dado a la humanidad esta figura que antes y después de ella, no ha tenido igual entre las grandes concertista del mundo”, nació en Caracas el21 de diciembre de 1853, en una vivienda típica de la clase acomodada de la época y cuya ubicación se desconoce.
                       Era hija de Manuel Antonio Carreño, Ministro de Hacienda en el Gobierno de Don Pedro Gual y de Clorinda García de Sena y Toro, sobrina de María Teresa Toro, esposa de Simón Bolívar. A la edad de cuatro años mostraba aptitudes especiales hacia la música y bien encauzada por su padre pudo a la edad de cinco años tocar piezas moderadamente fáciles.
                      Habiendo rebasado los conocimientos de sus primeros maestros de música, viajó a la edad de nueve años a  Estados Unidos y tan pronto sus compatriotas se enteraron de que había llegado del trópico una niña con facultades prodigiosas  para el piano, salieron a su encuentro. Fue oída por críticos que salieron asombrados de cómo una niña de esa edad podía interpretar tan profundamente a Chopín y Mendelssohn. El virtuoso pianista de la época Luis Moreau, después de oírla, escribió: “no sólo es una niña maravillosa sino un auténtico genio”.
                         Teresa Carreño se consagró como pianista a la edad de nueve años en un recital ofrecido en el Irving May. De inmediato comenzó a realizar conciertos en otras ciudades como Boston, donde ejecutó  Capricho Brillante de Mendelssonhn, aprendido en cuatro días, y luego La Habana para ofrecer audiciones con partituras de Mozart y Chopin.     A los diez años interpretó para Abrahan Lincold.
             Teresa Carreño realizó grandes temporadas en París y en las principales ciudades de Europa, en una de ellas se casó con el violinista francés Emilio Sauret, de quien tuvo una hija. Se separó de su primer marido y volvió a casarse con el cantante Giovanni Tagliapietra de quien tuvo dos hijas, una de las cuales murió. Su presentación en Caracas durante el Gobierno de Crespo tuvo un éxito delirante, murió postrada y agotada a causa de la afección en un ojo, en la ciudad de Nueva York. Sus cenizas fueron repatriadas y  reposan en el Panteón Nacional.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada