jueves, 10 de abril de 2014

ASESINATO DE JORGE ELIÉCER GAITÁN

Jorge Eliécer Gaitán

            La muerte trágica de Jorge Eliécer Gaitán, Jefe del Partido Liberal de Colombia, desató  entre el 9 y 10 de abril de 1948 una gigantesca revuelta que estremeció a la América. Fueron dieciocho horas de sangre y fuego que acabaron con cuatro mil vidas comenzando por la del presunto asesino Roa Sierra, quien fue colgado por las turbas.
            El asesino, un hombre de sombrero, vestido con un ordinario traje marrón,         disparó su revólver tres veces contra el cuerpo de Gaitán que se dirigía a almorzar tomado del brazo por su compañero de lucha Plinio Mendoza. Gaitán cayó envuelto en su         abrigo negro, y fue levantado suavemente en medio de una ola de gentes aterradas y mudas. Un grito de “viva el partido liberal” rompió el silencio como un latigazo. Hombres y mujeres e agolpaban en el sitio y humedecían sus pañuelos y corbatas con la sangre de Gaitán. La muchedumbre rugía furiosamente. Habían matado al líder más popular que ha tenido Colombia en toda su historia.
            En una impresionante demostración de protesta el pueblo se lanzó aquel día a la calle y en varios puntos de la ciudad comenzó a alzarse el humo de los incendios. Centenares de hombres y mujeres agitaban al sol machetes y banderas rojas. El pueblo, guiado por un instinto, presumía que los despachos del Gobierno o de las oficinas del detectivismo había salido la orden de matar a Gaitán. El Partido Liberal para calmar a la multitud pidió al Presidente Mariano Ospina Pérez la renuncia,   pero éste solo ofreció a los


Liberales la mitad del poder. Cuando todo se creía arreglado para retornar a la normalidad, al día siguiente del asesinato de Gaitán, otra catástrofe empezaba, la tropa que el Presidente Mariano Ospina Pérez, había hecho traer a Bogotá durante la noche, mientras hablaba con los dirigentes liberales, empezó a disparar incontroladamente en las calles generando una horrible situación de violencia conocida como el bogotazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada