sábado, 19 de abril de 2014

EL GOLPE CONTRA EMPARAN


Vicente Emparan
            Vicente de Emparan y Orbe, Capitán General de Venezuela desde enero de 1809, fue objeto de un golpe de Estado el 19 de abril de 1810, como culminación de una conspiración que se venía fraguando desde diciembre de ese mismo año.
            Emparan, quien había sido Gobernador de la provincia de Cumaná fue nombrado Capitán General para suplir la vacante dejada por el  fallecimiento  de  Manuel  de  Guevara Vasconcelos.  Llegó a Venezuela en compañía del intendente Vicente Basadre en mayo y comenzó su mandato muy apegado a la clase mantuana, en la que distinguía a muchos amigos, entre ellos, Simón Bolívar.
            Desde que asumió el mando tuvo enfrentamiento con el Ayuntamiento y la Audiencia de Caracas, posiblemente por sus ideas de corte liberal que lo distinguieron durante su mandato en Cumaná y también por la diferencia que en 1808 cuando se hallaba en España, le dispensaron las autoridades napoleónicas.
            Lo cierto es que desde que asumió la Capitanía General, la agitación política era constante y tuvo su primera manifestación en la conjura debelada el 24 de diciembre de 1809, la cual logró desarticular al igual que la de principios de 1810 por parte de los granaderos.
            Las informaciones llegadas a Caracas sobre el avance de las fuerzas napoleónicas sobre Andalucía y la disolución de la Junta Central, volvieron a agitar a los caraqueños. Una Comisión representativa pidió al Capitán General reunir el Cabildo para que informara ampliamente sobre la invasión de los franceses y se decidiera la política a seguir frente a los acontecimientos.


            Como era Jueves Santos y Emparan debía estar en la Catedral, tranquilizó                al Ayuntamiento convertido en cabildo y se dirigió a cumplir con los oficios religiosos,  más esto no fue posible pues los caraqueños enardecidos decían el pueblo pide, el pueblo quiere, el pueblo manda. Obligado a regresar, no le quedó otra salida que renunciar junto con las demás autoridades hispanas. Entonces una Junta Suprema asumió el poder que hizo posible la revolución emancipadora que nos encuentra hoy saliendo de otro golpe de Estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada