jueves, 24 de abril de 2014

LA DESTRUCCIÓN DE ISRAEL

            El 24 de abril de 1996, EL Consejo Nacional Palestino aprobó por mayoría la modificación de los artículos de la Constitución que incitaban a la destrucción del Estado de Israel y que contradecía los acuerdos de Paz. Por su parte el Partido Laborista Israelí eliminó de su plataforma la cláusula que se oponía a la creación del Estado Palestino.
            Para entonces el Consejo Nacional Palestino no funcionaba en el exilio y la moción de modificar los artículos fue hecha por el líder Yasir Arafat, quien pidió que no se reconociera como necesaria la lucha contra Israel.
            Pero en septiembre de ese mismo año, la construcción de un túnel bajo la ciudad vieja de Jerusalén a cargo del nuevo primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, del partido derechista Likud, estuvo a punto de llevar a la resurrección de la intifada (levantamiento en árabe) en Gaza, Cisjordania y en la propia Jerusalén, con el resultado de decenas de muertes por ambas partes. En enero de 1997 conversaciones con Netanyahu culminaron en un acuerdo para la retirada israelí de la ciudad de Hebrón.
            La vieja lucha entre Israel y Palestina, aún vigente no obstante los esfuerzos por la paz en la región con la que se han comprometido la ONU y líderes mundiales como Clinton, se mitigó durante la II Guerra Mundial, pero se reanudó en 1945 cuando los planes que se proponían para resolver el problema palestino eran repudiados por ambas partes. Finalmente,  los británicos erigidos en  árbitros del problema,  lo  declararon  prácticamente insoluble y lo traspasaron a las Naciones Unidas en abril de 1947.
            La ONU trató de resolver el problema mediante un plan que establecía la división de la zona en dos estados, uno árabe y otro judío. Los judíos lo aceptaron, pero no así los palestinos que se enfrascaron en una lucha militar posterior donde fueron derrotados.


            El estado de Israel fue establecido el 14 de mayo de 1948. Cinco ejércitos árabes acudieron en ayuda de los palestinos y atacaron Israel inmediatamente, pero las fuerzas israelíes derrotaron  a los ejércitos árabes, e Israel aumentó su territorio. Jordania tomó la orilla oeste del río Jordán y Egipto ocupó la franja de Gaza que durante la guerra de siete días cayó en poder de los israelitas. La guerra produjo el exilio de 780.00 palestinos que se distribuyeron por los países vecinos, en especial Jordania, donde mantiene su identidad nacional y el deseo de reconquistar los territorios perdidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada