jueves, 17 de julio de 2014

ALEJO FORTIQUE


            El 17 de julio de 1797 nació en Valencia (Carabobo),  el político, estadista y diplomático, Alejo Fortique, iniciador de una larga y enérgica ofensiva ante la Gran Bretaña por los derechos de Venezuela sobre la Guayana Esequiba.  Así mismo concluyó las gestiones para que España reconociera la Independencia de Venezuela.
            Estudió y se doctoró en la Real Pontificia Universidad de Caracas y formó parte de los hombres que rodearon a José Antonio Páez y consumaron la separación de Venezuela de la Gran Colombia.  Su pecado entonces, quizás, fue haberse sumado a los diputados que en el Congreso de Valencia pidieron la proscripción del Libertador.
            Después de haber sido congresista y miembro de la Corte Suprema de Justicia, el Presidente José Antonio Páez, al iniciar su segundo mandato,  lo nombró Ministro Plenipotenciario de Venezuela ante el Gobierno de la Gran Bretaña, con la tarea primordial  de arreglar los asuntos relativos a la liquidación, división y conversión de los empréstitos contratados por la Gran Colombia para financiar la guerra de independencia., asimismo otros diversos  vinculados con los tratados comerciales y de navegación entre Venezuela y esa potencia foránea.
            Un tratado de amistad entre ambas naciones también estaba en la agenda de la misión Fortique, pero se complicó cuando por iniciativa del gobierno británico,  el explorador y botánico alemán, Robert Schomburgk fijó unilateralmente los límites entre Venezuela y la Guayana Británica.
            Alejo Fortique inició con el Ministro de Relaciones Exteriores británico, una larga y enérgica ofensiva  diplomática de los derechos de Venezuela en la cuenca del Esequibo.  Propuso negociar un Tratado de Límites y logró como primer paso  que el gobierno accediera a retirar las marcas  “SMB” del territorio venezolano. Acto seguido propuso al río Esequibo como la línea de límite exhibiendo como respaldo los títulos heredados de la Corona española, pero el ministro Aberdeen se opuso y como contrapartida colocó en la mesa de discusión la línea  del río Moruca, rechazado de plano por el Congreso de Venezuela.  Luego se fue a concluir las gestiones para que España reconociera la Independencia de Venezuela, lo cual se hizo posible  el 30 de marzo de 1845.  Hacía gestiones para un tratado de paz y amistad con la madre patria, cuando lo sorprendió la muerte en Londres el 29 de octubre de 1845.  Al año siguiente sus restos fueron trasladados a Venezuela y reposan en el Panteón Nacional desde 1877.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada