lunes, 21 de julio de 2014

DESCENSO SOBRE LA LUNA



EL hombre de la Tierra cumplió la proeza milenariamente deseada de descender y caminar sobre la Luna. Ocurrió el domingo 2l de Julio de 1969. Dos norteamericanos,  Neil Armstrong y Edwin Aldrin, tras surcar el espacio desde la Tierra en un recorrido de 400 mil kilómetros, se posaron  en el suelo lunar a las 15:18 Hora del Este.  Seis horas después, Armstrong estampó la primera huella humana en el cuerpo celeste.
Enfundado en un abultado traje que le proporcionó el ambiente sustentador de la vida de su propio planeta, Armstrong, comandante de la misión lunar Apolo 11, descendió trabajosamente los nueve peldaños de una escalera apoyada a un costado de su nave espacial.
Aldrin, su compañero en este capítulo de la historia, aguardó en el interior de la nave, denominada “Aguila”, para observar el progreso de Armstrong antes de aventurarse  a bajar también.
Ambos hombres, bien se recuerda, se habían mostrado impacientes para salir y concretar un viejo sueño de la humanidad. Así recibieron permiso para adelantar su caminata selénica.
            La nave Aguila descendió en la Luna a las 15:18 Hora del Este mientras Michael Collins, piloto de la nave insignia que los trajo a las inmediaciones de su objetivo, continuaba vuelo en órbita a la espera de su reunión, 22 horas más tarde.
            “Houston: Aquí la Base Tranquilidad. El Aguila ha descendido”  - dijo Armstrong en la primera comunicación humana desde la Luna. “Fantástico” - respondió Collins desde su posición solitaria en órbita a unos 100 kilómetros de distancia.


            Neil Alden Armstrong, nacido en Wapakoneta (Ohio) en 1930, se convirtió así en la primea persona en pisar la Luna.  Había sido en 1966 piloto de la misión Gemini 8, que llevó a cabo la primera unión física de dos naves espaciales en órbita.   Fue este episodio el umbral de su viaje histórico, un viaje por demás  feliz que el insigne astronauta coronó accediendo a la cátedra de ingeniería aeroespacial en la Universidad de Cincinnati.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada