miércoles, 9 de julio de 2014

INDEPENDENCIA DE ARGENTINA

Para los argentinos, el momento trascendente de su independencia es el 9 de julio  de 1816, cuando el Congreso, reunido en Tucumán, declara la emancipación de las Provincias Unidas de Río de la Plata y nombra a Juan Martín Pueyrredón, Dictador Supremo, por tres años.
Antes, los argentinos habían seguido el ejemplo de Caracas. Aprovecharon la invasión de España por las huestes napoleónicas y obligaron al virrey Cisneros a convocar un Cabildo Abierto, ante el  cual tuvo que renunciar. En esa ineludible oportunidad de la historia rioplatense se destacaron personalidades como Cornelio Saavedra, Mariano Moreno y Manuel Belgrano, pero infortunadamente la anarquía y rivalidad retardaron la declaratoria.
Pero la independencia Argentina no iba a quedar consolidada con la resolución enérgica de sus habitantes de ser libres, menester era acabar con la amenaza de Chile y Perú dominados por la Península. Esto se propuso el Gral. José de San Martín al regresar de Europa. De 1812 a 1814 San Martín fundó un regimiento de granaderos y una academia militar que hicieron posible  preparar a 5.000 hombres con los cuales se propuso efectivamente atravesar la cordillera de los Andes. Libró la Batalla de Maipú y selló la independencia de Chile. Luego prosiguió hasta El Perú y en 1821 penetró en Lima y proclamó la independencia de ese país, consolidada tres años después con la Batalla de Ayacucho liderada por el venezolano Antonio José de Sucre.


Argentina, Estado Federal del continente sudamericano, situada en la parte meridional, con una superficie de 2.780.400 Km2 más una población de 36.265.463 habitantes (1998). Es país de clima templado y economía mixta, esencialmente ganadero y agrícola. También produce petróleo en regular cantidad. Su sistema de gobierno republicano ha sido casi siempre inestable  e  interrumpido por golpes militares, como el del General José Rafael Videla,  acusado ante la ONU de 2.300 asesinatos políticos y más de 20 mil desaparecidos.  La restauración de la democracia después, apenas si sobrevive hoy bajo la presidencia eventual de Eduardo Duhalde, en medio de una crisis económica espantosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada