lunes, 24 de marzo de 2014

ABOLICIÓN DE LA ESCLAVITUD EN VENEZUELA

La ESCLAVITUD definida internacionalmente como la situación en que se halla el individuo sobre el cual se ejercen los atributos del derecho de propiedad, se aplica a una gran variedad de formas históricas diferentes, que van desde el cautiverio primitivo hasta el trata de negros de épocas recientes.
En Venezuela, los Reyes prohibieron la esclavitud de los indios, en cambio, permitieron la introducción de negros esclavos, cuya venta monopolizaron los portugueses durante el siglo XVI. Dos alemanes de la compañía de los Welseres hicieron con Carlos V en Venezuela. Felipe II perteneció también nuevas ventas. En 1692 Martín Guzmán compro de Carlos II el monopolio de la venta de negros en Venezuela por espacio de cincuenta años.
         El tráfico de esclavos se inició en Venezuela a principios del siglo diecisiete con 4 mil negros africanos. Trescientos años después llegaban a la cifra de 40 mil. Dentro de los movimientos políticos que surgieron en la República soberana, hubieron quienes alzaban con miras electorales la bandera abolicionista de la esclavitud. Así los adversarios de la dinastía de los Monagas animaban la subversión contra el gobierno prometiendo a los esclavos su libertad. Pero José Gregorio Monagas, presidente de Venezuela durante el período 1851-1855, arrebató a los oligarcas esta bandera y decretó la abolición de la esclavitud en todo el territorio nacional.
         Fue precisamente el 24 de marzo de 1854, que el estadista barquisimetano Simón Planas llevó a feliz término el decreto de José Gregorio Monagas que disponía la libertad de los esclavos. Al efecto, se destinó la cantidad de tres millones de pesos para pagar una indemnización a los amos de todos los esclavos. 40.000 de ellos entraron entonces a figurar como nuevos ciudadanos libres de la República. La manumisión fue el acto de mayor trascendencia del régimen de José Gregorio Monagas.
        

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada