martes, 18 de marzo de 2014

INVENTOR DEL MOTOR DIESEL

Rudolf Diesel.jpg

Rodolfo  Diesel, inventor del motor de explosión que lleva su nombre, nació el 18 de marzo de 1858, en la ciudad de París, pero de origen y nacionalidad germanos.

Diesel que desapareció trágicamente, posiblemente arrastrado por una ola, cuando viajaba en un buque británico que hacia la travesía del canal de la Mancha, aparece en la historia universal de la ciencia como uno de los hombres, cuyos aportes acrecentaron el progreso industrial del mundo.
El aporte de Rodolfo Diesel se contrae a la investigación a favor de una máquina más ligera que el motor de vapor, ya universalmente aceptado, y de más rendimiento que el de gasolina. Tal es el motor Diesel que hoy conocemos y es conocido en el mundo entero y que se utiliza para propulsar barcos de todos los tonelajes, submarinos, camiones pesados y modernos trenes aerodinámicos.
Diesel al comprobar que el aire bruscamente comprimido alcanza temperaturas muy elevadas, pensó que ese calor debería bastar para encender un combustible apropiado que se inyectase dentro del cilindro en el momento oportuno. Primero hizo un ensayo con polvo de carbón, pero una enorme explosión que casi malogra la vida del inventor convirtió el experimento en aparente fracaso. Más tarde restablecido de sus lesiones, Diesel profundizó la idea y logró al fin construir una máquina práctica, de combustión interna muy semejante a la gasolina, de la que se diferenciaba principalmente por carecer de un sistema de encendido eléctrico y de carburador.


Los motores Diesel pueden funcionar en ciclos de dos y cuatros tiempos. En ambos casos el combustible se mezcla inyectándolo a presión cuando el pistón está por llegar al punto final de su carrera. El combustible empleado es un derivado del petróleo, menos refinado que la gasolina, y por tanto más barato. Pero la economía del motor Diesel no estriba únicamente en esto sino principalmente en su notable rendimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada