jueves, 13 de marzo de 2014

ATENTADO ANARQUISTA

Alexander II of Russia photo.jpg

Contra la humanidad reinante de Alejandro Segundo, Emperador de Rusia, se perpetraron muchos atentados terroristas, pero ninguno llegó a ser tan certero y fatal como el que acabó definitivamente con su reinado, el 13 de marzo de 1881.

Los nihilistas, absorbidos más tarde por el partido comunista ruso, que combatían en el poder de los zares a favor de una doctrina imposible como es la negar el valor de los idealistas políticos, religiosos y sociales, cometieron aquel acto de terror que pulverizó la vida del hijo de Nicolás Primero. Pero en vano porque jamás pudieron llegar al poder. Por el asesinato de su padre ascendió el hijo que también se llamó Alejandro.

Alejandro II había ascendido al trono cuando contaba 37 años. La muerte del zar Nicolás I, precipitada por los graves reveses sufridos en la Guerra de Crimea, le dio tan real oportunidad que aprovechó para terminar de una vez con la guerra que había comenzado su padre, a través de un tratado que suscribió en París.
Durante su reinado, este emperador ruso realizó importantes reformas de tipo administrativo y militar. Su decreto más importante es el que otorga la libertad a la servidumbre, es decir, a 23 millones de siervos. Asimismo prohibió el castigo corporal, estableció gobiernos autonómicos, inició la reforma judicial, modificó el sistema de enseñanza e implantó el servicio militar sin discriminación.
Durante su gobierno mejoró notablemente la organización policial y culminaron con éxito las operaciones militares realizadas  en Asia Central y en la guerra contra Turquía.
Las posesiones rusas en Norteamérica que actualmente constituyen el estado de Alaska, se vendieron a Estados Unidos en 1867.                                                                    Alejandro II fue asesinado por un miembro del grupo revolucionario que se autodenominaba “la voluntad del pueblo” que arrojó una bomba al interior de su carruaje.
                                                                                           @Piocid

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada