domingo, 16 de marzo de 2014

INMOLACION DE LOS ESTUDIANTES EN OCUMARE

El año de 1814 abunda en sucesos funestos para la patria que quiere destrozar las cadenas del aherrojamiento colonial. La República cae nuevamente en manos de              los realistas, no obstante el triunfo de Ribas en La Victoria y en Ocumare, la heroica defensa de Bolívar en San Mateo, la primera victoria de Carabobo y la defensa del sitio de Valencia.

Pocos días después de la batalla de La Victoria, en la que heroicamente peleó la juventud universitaria de Caracas, habría de producirse otra contienda, pero lamentablemente adversa para esa juventud. Fue la batalla de Ocumare donde el realista Francisco Rosete derrotó a Juan Bautista Arismendi.
Francisco Rosete, bajo las órdenes de José Tomás Boves hubo ocupado  a  Ocumare
y cometido grandes crímenes, sacrificando bárbaramente mujeres, ancianos y niños refugiados en la iglesia. Pero a raíz del triunfo de Ribas en La Victoria voló sobre Rosete que amenazaba a Caracas y lo derrotó en Charallave. Desde entonces Ocumare permanecía bajo el control de los patriotas, en su mayoría jóvenes de Caracas comandados por Arismendi.
         El 16 de marzo, Rosete volvió a ocupar a Ocumare y derrotó allí a Arismendi, pereciendo gran parte de la juventud de Caracas que heroicamente había triunfado en La Victoria. Al siguiente día, Ribas que se hallaba enfermo en Caracas, salió en camilla desde la ciudad, tomó el mando de las tropas y destrozó a Rosete en Ocumare.
A su regreso a la capital, el pueblo se lanzó a las calles y entre júbilo y aclamaciones lo proclamó el Invencible.


En esa misma fecha, Cartagena declara a Bolívar Hijo Benemérito y decreta que su nombre sea colocado con letras de oro en el Archivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada