martes, 22 de octubre de 2013

MISILES SOVIETICOS EN CUBA

         El 22 de octubre de 1962, el Presidente John Kennedy de los Estados Unidos, ordenó el bloqueo de Cuba al enterarse de que allí se construían bases de proyectiles con asistencia soviética.
         Efectivamente, aviones espías norteamericanos habían detectado los trabajos de  instalación de bases para misiles balísticos de medio e intermedio alcance en la vecina isla donde recientemente se había proclamado el gobierno revolucionario de Fidel Castro.
         El primer misil balístico fue descubierto el 14 de octubre y tras una semana de consultas secretas con sus asesores, durante las que se barajaron las opciones de invasión, ataques aéreos, bloqueo y diplomacia, el presidente Kennedy anunció su intención de realizar el bloqueo naval de Cuba para evitar la llegada de más misiles. 
           Kennedy requirió que la Unión Soviética desmantelara y se llevara las armas, declarando que las fuerzas navales estadounidenses interceptarían e inspeccionarían los barcos con rumbo a Cuba para determinar si llevaban misiles.  Las naves soviéticas con rumbo hacia Cuba regresaron para evitar un conflicto de impredecibles consecuencias, mientras Nikita Jruschov y  John F. Kennedy se enfrascaban en una negociación diplomática que concluyó el 28 de octubre con el retiro y desmantelamiento de las bases aunque bajo la protesta de Fidel Castro.  El fracaso de este proyecto soviético que habría podido degenerar en una guerra nuclear, costó en 1964 la caída de Nikita Jruschov, el hombre fuerte de la guerra fría. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada