domingo, 6 de octubre de 2013

PRIMERA PELÍCULA SONORA


            El 6 de octubre de 1927,  inició la era del Cine Parlamente en el mundo con la película “El Cantante de Jazz” protagonizada por Al Jonson. Indudablemente, un gran paso en el desarrollo del cinematógrafo y también un aporte incalculable a la industria cinematográfica convertida para el momento y a pesar del silencio inquietante de sus imágenes móviles, en un próspero negocio.
            Veinticuatro años antes de aparecer esta primera película sonora, se había filmado en los laboratorios Edison de los Estados Unidos, la primera cinta con argumento, titulada “El gran robo del tren”. Dos años después, en 1905, se construía en Pittsburg el primer salón cinematográfico. Los cines comenzaron a multiplicarse rápidamente a la par que el creciente fervor público y, por consiguiente, la producción de películas.          
            La producción de Beca Sarh en 1935 agregó color a la cinematografía imprimiéndole un realismo adicional que abrió nuevos horizontes y nos situó en 1950 en la novedad del cine tridimensional en que el espectador tiene la sensación de encontrarse situado prácticamente en el lugar de la acción.


            El Cine hoy día es una gran fuerza de la comunicación de masas y cada día su técnica y sistema de producción y realización adquiere nuevos aportes. Se ha popularizado tanto este instrumento de entretenimiento y cultura que los Gobiernos han dictado leyes que procuran regular su uso a fin de que las películas cumplan un fin social digno y fundamentalmente humano, cultural y recreativo. Trascurrida la primera mitad del siglo veinte existían en el mundo más de 100 mil salones de cine, con capacidad para 60 millones de personas, pero desde que la ciencia electrónica hizo posible otros medios más domésticos, las salas de cine fueron desapareciendo porque ahora las películas dela clase que sea podemos verla cómodamente en nuestros hogares a través de la televisión, Intercable, VHS o DVD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada